PROTECCIÓN

  • Utilizar el producto sobre la superficie limpia y seca.
  • Agitar antes de usar.
  • Realizar el tratamiento de protección por zonas.
  • Pulverizar el producto en la superficie deseada y con una bayeta de algodón o microfibra, extender bien el producto, con movimientos circulares.
  • Para eliminar los posibles restos, utilizar otra bayeta de microfibra limpia y seca, de nuevo con movimientos circulares.
  • Siga este procedimiento por todas las superficies a tratar.
  • Logrará un brillo y una protección sorprendente.


Utilizar únicamente para el uso previsto, conforme a las instrucciones. Aplicar siempre en superficies secas y frías, que no superen los +30ºC de temperatura.